Información de calidad

En un post anterior afirmé que planificar implica organizar recursos y programar acciones para alcanzar unos objetivos concretos. Esto supone anticipar decisiones en el tiempo; decisiones cuyas consecuencias se extenderán en el largo plazo, a veces, irreversiblemente. En este post me propongo hacer hincapié en la transcendencia de la calidad de las decisiones y subrayar la necesidad de esforzarnos en obtenerla.

En general, la adopción de una decisión cualquiera, sencilla o compleja, individual o de equipo, sigue un proceso básico común, que podemos describir así:

Primero definiremos la cuestión, tras lo cual se efectúa un análisis de las posibles opciones y una evaluación de las alternativas. Adoptaremos la decisión que mejor se ajuste a nuestras prioridades y objetivos. Tras ejecutarla, contrastaremos los resultados obtenidos con los esperados y corregiremos, si fuera necesario, la definición inicial, realimentando el ciclo.

Salta a la vista que el conjunto de este proceso está subordinado a la “calidad” de la información inicial, ya que de su análisis dependerán las decisiones que adoptemos y, a su vez, las acciones emprendidas y sus resultados. ¿Y qué es información de calidad?

  • que sea cierta y ajustada a la realidad
  • que sea la necesaria, las carencias o lagunas inducirán a decidir en falso o a partir de presunciones
  • que sea aplicable, coherente con los planteamientos definidos y de actualización reciente – en relación con los ciclos de temporales a los que estemos sujetos.

Nuestra realidad cotidiana se caracteriza por la urgencia, la premura, la poca disponibilidad de tiempo o de presupuesto… Con frecuencia no invertimos los recursos necesarios para obtener esa información crítica con el rigor preciso, o tendemos a obviar su relevancia sobrevalorando nuestra propia experiencia e intuición. En ocasiones podremos permitírnoslo. Pero normalmente, no. La inhibición, cuando debamos tomar decisiones con cierta trascendencia, es una verdadera irresponsabilidad.

Si afrontamos una decisión referida a nosotros mismos y que nos afecta en el plano empresarial o profesional, es necesario ahondar en el autoconocimiento. Para ello, lo mejor es acudir a un profesional – psicólogo o psiquiatra – para que nos ayude a definir las tendencias de nuestro carácter y sus rasgos principales, que sean trascendentes en la vida profesional. Conocer si somos proclives a la creatividad, a la interacción con otras personas, a la estabilidad o a la movilidad nos ayudará a tomar la mejor decisión y a planificar correctamente.

Cuando afrontemos la tarea de recopilar información para planificar un proyecto empresarial o una decisión de relevancia, consideremos que:

  • con frecuencia la información está disponible gratuitamente en internet o bibliotecas. Únicamente necesitamos criterio para buscarla y tiempo para su consulta y estudio.
  • los ministerios públicos acostumbran a publicar informes sectoriales sobre consumo, producción de bienes y servicios, etc… a veces disponibles on line
  • El Instituto Nacional de Estadística es una fuente inagotable de información útil, solo nos exige que nos molestemos en aprender a desenvolvernos por su página web
  • Las hemerotecas de prensa especializada en temática empresarial también publican información de interés, sea bajo la forma de entrevistas a personalidades destacadas, reportajes o tendencias del momento.
  • Si buscamos información socioeconómica o geopolítica internacional, diversos gobiernos publican gran cantidad de información de utilidad empresarial para conocer la evolución de los países y sus economías. A modo de ejemplo, entrego un enlace del servicio de publicaciones de la CIA norteamericana, con una interesante herramienta para hacer comparativas de distintos países.
  • en numerosas ocasiones la información está disponible en nosotros mismos, en nuestra organización o en nuestro entorno inmediato, a la espera de ser recogida y estructurada. Existen herramientas y metodologías específicas para ello, pero esto es ya materia para el siguiente post.

Muchas gracias por la atención. Cualquier pregunta o cuestión será bienvenida a través de los comentarios. ¡Hasta el próximo post!

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Herramientas de Planificación