Siempre dudo

El libro “emociones destructivas” de Daniel Goleman, está siendo todo un descubrimiento y una sorpresa muy agradable para mí. Me centraré en este post en la insaciable mente de Tenzin Gyatso, el decimocuarto Dalai Lama.

Desde muy joven ha sido entrenado duramente en el aprendizaje constante, en la adquisición del grado y en el desarrollo  de una actividad muy importante en la vida de los monjes tibetanos, el debate.

Precisamente, este hábito tan arraigado en la vida del Dalai Lama, no solo le llevaron al constante cuestionamiento de los supuestos de los contrincantes de debate, sino al cuestionamiento de algunas de las enseñanzas milenarias de la tradición budista tibetana. Ya en plena adolescencia descubrió ( hago notar que no tenía acceso la la Ciencia conocida por todos nosotros ) que la Luna no era un emisor de luz, que la tierra no era plana, aprendió a desmontar vehículos de motor abandonados en un rincón de Palacio, a volver a montarlos y arrancarlos después entre muchas otras etapas de su incesante desarrollo personal.

Su constante búsqueda de la verdad, le llevá a reunirse  a principios del Siglo XXI, en unos encuentros organizados por el Mind and Life Institute, con prestigiosos científicos y filósofos de talla mundial, en una aproximación al budismo y su disciplina mental. Los encuentros se dieron en Dharamsala ( India ) y en Madison ( EEUU ). Entre ellos cabe destacar aparte del mencionado Goleman, Paul Ekman ( microexpresiones ), Richard Davinson ( neuroplasticidad ), Francisco Varela ( conciencia en el cerebro),etc.

Según el Dalai Lama tanto el Budismo como la Ciencia tienen un objetivo común, la búsqueda de la verdad. Para él, si la ciencia descubre algo que contradice la tradición de pensamiento budista, esta tradición deberá ser modificada. Aquí es donde me llevé la primera sorpresa y puedo afirmar que esta frase la compartiría él: ” Los paradigmas del pasado no tienen porque condicionar nuestro futuro; si eran erróneos habrá que cambiarlos

Dentro de la Psicología Positiva hay una fortaleza cuyo uso es muy importante en la Educación en nuestras Escuelas y Universidades, y a la par muy poca utilizada, esta fortaleza es la “ Curiosidad e interés por el mundo “. Esta fortaleza, entre muchas otras, está muy presente en el Dalai Lama y si hiciera el “Test VIA de Fortalezas” seguro estará entre las cinco primeras.

La segunda sorpresa positiva que me estoy llevando es el “Principio de la Falsabilidad” de Karl Popper que Tenzin Gyatso tras uno de los encuentros con él, defiende como postura científica ante las verdades de hoy. Lo que sabemos hoy no es inmutable ni irrefutable, mañana serán corregido y ampliado por conocimientos nuevos, por lo que la postura rígida, dogmática, inmutable e impermeable de algunas personas, les lleva al estancamiento y al languidecimiento. Cuestionar todo desde la observación serena, y combinar pensamientos de diferentes procedencias, sin nigún tipo de etiquetas ni sesgo, contribuye al enriquecimiento mutuo y la incansable búsqueda de lo que nos hace felices a los hombres.

El espíritu joven de Tenzin Gyatso nunca le ha abandonado. La actitud de eterna duda, y la valentía incluso de cuestionar en aras de la búsqueda de la verdad,cuestiones como las mencionadas anteriormente, hace del decimocuarto Dalai Lama una persona que merece la pena estudiar y emular en la medida de nuestras posibilidades. El control de nuestra mente, y en concreto de las emociones destructivas, son el objetivo del Mind and Life Institute que organiza estos encuentros entre Budismo y Ciencia con regularidad. Los descubrimientos que se están dando con monjes tibetanos expertos en meditación, en el control de nuestras emociones, están arrojando mucha luz en el control de algo tan díficil e importante como lo es nuestro cerebro profundo.

Deshacernos de anclajes vácuos e inútiles, nutrirnos de personas con aportes positivos y de valor, observar, preguntar y no pensar que ya lo sabemos todo, sentir que somos aquel niño que nunca debimos abandonar, adoptar una postura de humildad ante la vida, son caminos que nos llevan seguro a un lugar diferente del que nos encontramos actualmente.

A medida que me siga sorprendiendo con este libro, seguiré contándoos mis descubrimientos.

Gracias por vuestra atención.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Actitud positiva