Vive el “ahora”, mas asegúrate ingresos en el futuro

Estaba charlando con mi amigo – al que hacía tiempo que no veía – sobre la felicidad y sobre cómo la mayoría de la gente realmente no vive, sino que sobrevive. Hablábamos sobre cómo en la vida es necesario tener y fijar objetivos apasionantes y determinar las acciones y estrategias que lleven a alcanzarlos. Me decía que la mayoría de la gente cree que, para “ser algo”, primero hay que “tener algo”; muy acertadamente concluía en que esto es una creencia errónea, ya que la profunda sabiduría demuestra que lo primero es “ser”, esto te lleva al “hacer” y, como resultado, vendrá el “tener”. En esto, me dice que es vital aprender a vivir el “ahora”, que es lo único que tenemos realmente. Se me ocurre preguntarle entonces: “¿si vives y disfrutas el “ahora”, qué pasa con el futuro?” Desde el punto de vista financiero, le maticé.

Mi amigo me contestó:

“Voy a explicártelo de una manera sencilla y sin entrar en grandes profundidades filosóficas. Desde el punto de vista financiero te aconsejo que, sin dejar de vivir cada instante de tu vida con toda la intensidad que puedas, te asegures unos ingresos para el futuro; recuerda que siempre he defendido el principio básico de la “Independencia Financiera. Imagina que llegas a viejo, dependes del Estado y el político de turno maneja tus derechos de pensión a su antojo. O imagina que llegas a viejo y el Presidente de tu Gobierno te quita parte de tu pensión para pagar intereses de préstamos anteriores o para financiar, por ejemplo, aeropuertos que ni siquiera funcionan… Imagínatelo. ¡A que resulta fácil imaginarlo! Pues debes aprender esta lección: no dependas financieramente nunca de nadie, y menos de las decisiones de un político.

Responsabilidad de cada uno es -y esto “lo saben bien los hombres de bien”- tener ingresos “seguros” y “suficientes” para la vejez, así como para el caso de que se deje este mundo antes de alcanzarla – y poder cubrir las necesidades de la familia que queda hasta el momento en que sus miembros puedan “volar”.

¿Cómo te sentirías si tuvieras cubiertas las necesidades futuras, tuyas y de tu familia? Ya te lo digo yo: ¡te sentirías como un triunfador! Plantéalo entonces como un objetivo apasionante de tu vida. Esto te llevará a las acciones y estrategias que te harán disfrutar, junto con otras muchas cosas, del ahora. Del momento a momento; de la vida.

Las personas que están educadas financieramente planifican las acciones y estrategias a llevar a cabo para asegurarse la independencia financiera cuando llegan a mayores.

¿Qué acciones llevan a cabo estas personas? ¿Guardar el dinero que van ahorrando debajo del ladrillo…? ¡NO! Este dinero sería, al final, para los ladrones. ¿Entonces, qué? Pues, por ejemplo, comprar casas y tierras. Eso sí, eligiendo de forma inteligente en función de la utilidad y del valor futuro. Otra opción es invertir el dinero para obtener intereses, de los cuales un día hablaremos, porque es un concepto al que le tengo muchas ganas.

Cualquier inversión inteligente generará resultados provechosos, y esto debe ser conocido, porque ningún hombre o mujer se puede permitir NO asegurarse un patrimonio para su vejez, así como para su familia, sin importar hasta qué punto son rentables en la actualidad sus negocios o inversiones. En este planteamiento entran, entre otros, los seguros de vida, los fondos de pensiones, etc. Herramientas que, bien gestionadas, generan cantidades razonables para vivir sin depender de nadie, suponiendo en su caso también una ayuda para la familia de quien deje de estar en este mundo.

Claro está, si vivimos el ahora, es en el presente cuando debemos conocer las reglas del juego financiero para sacarle el máximo provecho.

Quizás un día no se cobren intereses por los préstamos, o quizás un día se deje de pagar impuestos. Pero esas serán otras reglas de juego a las que habrá que adaptarse en su momento: hoy tenemos lo que tenemos, y con esto es con lo que hay que ser hábiles para estar siempre en situación de independencia financiera.

Te recomiendo que acumules – eso sí, de forma sensata y ética – bienes para cuando te hagas mayor. Una familia sin cabeza que dirija el ámbito financiero suele convertirse en una tragedia.”

Después de escuchar con gran atención todo esto que mi amigo me contó, me puse a diseñar acciones para poder sostenerme financieramente de forma independiente en el futuro.

La próxima vez que esté con mi amigo le pediré que me hable de los intereses, tema que ha suscitado mi curiosidad.

Hasta entonces. ¡Disfrutad momento a momento!

Anuncios

Comentarios desactivados en Vive el “ahora”, mas asegúrate ingresos en el futuro

Archivado bajo Educación financiera

Los comentarios están cerrados.